enlaces-toxicos

Los enlaces tóxicos, o enlaces maliciosos, son todos aquellos backlinks (enlaces que apuntan a tu sitio web) procedentes de páginas que son consideradas por Google como sitios poco confiables o de mala calidad. Principalmente, vienen de páginas que no tienen relación alguna con tu temática.

Otros enlaces tóxicos comunes son aquellos que incurren en algunas tácticas como el abuso de palabras clave o el Black Stuffing (muchos enlaces a un mismo dominio en una misma publicación). Esto afecta directamente al SEO de tu página web, y hasta corres el riesgo de sufrir penalizaciones por el algoritmo.

Por fortuna, actualmente existen algunas herramientas y trucos que te servirán para identificar y eliminar los enlaces tóxicos de manera rápida. En esta guía te mostramos todo lo que debes saber para erradicarlos de una vez por todas.

Cómo se generan los enlaces tóxicos

Los enlaces tóxicos provienen de sitios web que apelan al spam. Generalmente, usan técnicas Black Hat SEO (técnicas que no son legales a la hora de posicionarse en los buscadores) para crear granjas de enlaces. Usan comentarios sin valor y otras prácticas bastante cuestionables en el mundo del SEO.

Es importante mencionar que en muchas ocasiones los enlaces tóxicos son ataques de la competencia directa o de terceros con conocimientos para realizarlo. Así pueden atacar a un sitio web y reducir su visibilidad ¿Cómo? Pues haciendo que Google penalice la página web de la víctima y afecte directamente su posicionamiento.

Por suerte, en Google ya se están desarrollando nuevos mecanismos que son capaces de detectar estas prácticas deshonestas o malintencionadas. Mientras tanto, es importante que aprendas cómo pueden afectar y cómo puedes eliminarlos.

Formas en las que afectan al SEO

Cuando el algoritmo de Google considera que estás usando enlaces tóxicos te puede penalizar de forma manual o automática. Esto atraerá severas consecuencias para el SEO y Link Building de tu página web:

  • Verás una caída vertiginosa de tus métricas.

  • Se reduce el tráfico orgánico.

  • Algunas páginas desaparecerán del serps.

  • Pierdes relevancia con algunas palabras clave.

  • Puedes perder posiciones en el buscador (o desaparecer, en el peor de los casos).

Aprende a diferenciarlos de los buenos enlaces

Es importante que aprendas a diferenciar los enlaces tóxicos de los enlaces correctos. Hay una serie de factores que indican qué tipo de enlaces pueden estar afectando tu gestión SEO de manera significativa.

¿De dónde viene el enlace?

Habitualmente, los enlaces tóxicos suelen venir de páginas de países lejanos como Rusia, India y China. Son sitios bastante genéricos, con información poco relevante y llenos de clickbait. Si notas esto, es prácticamente seguro que este backlink afectará tu sitio.

Cuidado con la ubicación del enlace en la página

El algoritmo de Google ya no se deja engañar tan fácilmente, ya que incluso evalúa el lugar donde se encuentra el enlace dentro del contenido, determinando si es natural y si tiene valor para el usuario. Tener enlaces en el footer de los sitios web es potencialmente tóxico para el SEO.

Verifica el número de backlinks salientes

La calidad de un enlace se puede determinar según el número de enlaces salientes que tenga una URL que esté apuntando a tu dominio. Si en una página se enlaza a más de 20 sitios diferentes, te recomendamos considerar si realmente quieres recibir este tipo de enlace.

En primer lugar, este exceso de enlaces interfiere con la transferencia de autoridad. Además, Google no ve con buenos ojos que un contenido se relacione con demasiadas páginas web al mismo tiempo (sobre todo si tienen una temática diferente).

En efecto, el algoritmo lo considera sospechoso y puede penalizarte sin que te des cuenta.

Abuso de anchor text

El anchor text es una técnica SEO efectiva, el problema es que la sobre-optimización de esta herramienta en un contenido es completamente contraproducente. Si ves que en la publicación se repiten en más del 1% del artículo (más de 10 veces por cada 1000 palabras), es una señal de enlaces de mala calidad.

banner-conexoo-

La temática del sitio debe estar bien relacionada

Los backlinks procedentes de páginas que poco o nada tienen que ver con tu temática activan todas las alarmas de Google. Es necesario que tengan una relación directa, o que, al menos, el contenido de la publicación justifique por completo el enlace.

5 herramientas para detectar enlaces tóxicos

Para limpiar tu perfil de enlaces puedes usar algunas herramientas muy efectivas. Estas te ayudarán a eliminar estos backlinks nocivos para el SEO de tu página web.

Ahrefs

Ahrefs te muestra una línea temporal en la que se describe la evolución, adquisición y pérdida de enlaces que apuntan a tu página web. Es bastante intuitiva de usar y te ofrece opciones bastante útiles, como la capacidad de analizar los enlaces por anchor text.

Google Search Console

Uno de tus principales aliados para trabajar el posicionamiento orgánico es Google Search Console. Esta herramienta, además de gratuita, tiene una interfaz poderosa que te permite detectar las irregularidades en los enlaces, reportarlos y eliminarlos.

FuSEOn Link Affinity

La plataforma te sirve para determinar la calidad de los enlaces que apuntan a tu sitio web mediante machine learning.

También es muy útil si quieres cruzar información por medio de API con herramientas tipo Ahrefs y Sistrix, o inclusive puedes subir los enlaces de manera manual.

Esta es una herramienta de origen epol muy buena para gestionar y analizar tus enlaces y también te da la posibilidad de hacer disavows.

Sistrix

Esta plataforma ayuda a ver la visibilidad de un sitio web, incluso las keywords por las que se está posicionando. Es bastante útil para rastrear las penalizaciones del algoritmo y así puedas revisar si se trata de enlaces tóxicos.

Link Research Tools

Link Research Tools es una de las alternativas más caras que hay para realizar todo el proceso del análisis de links, pero también es muy confiable y efectiva. La herramienta tiene la capacidad de detectar enlaces hasta en sitios web remotos y difíciles de rastrear.

La interfaz es un poco más complicada de utilizar y solo está disponible en inglés. Además, la ausencia de métricas y otras herramientas de análisis de contenido limita bastante su uso. No obstante, para trabajar exclusivamente los enlaces es bastante eficiente.

Eliminar los enlaces tóxicos

Si después de analizar tu sitio web identifica uno o varios de estos enlaces tóxicos debes solucionarlo inmediatamente. De esta forma evitarás cualquier clase de penalización por parte del algoritmo de Google.

A pesar de que no será posible eliminarlos todos en el momento, sí puedes notificarle a Google que no los tenga en cuenta. Para hacerlo tienes dos alternativas:

Contacta con el webmaster que ha enlazado hacia tu web

El primer consejo que te damos es que contactes con los webmasters que te están enlazando con los backlinks tóxicos. Como han enlazado hacia tu página web sin tu permiso, intentar ponerte en contacto con ellos directamente es una buena opción para que eliminen los enlaces dañinos.

Debes saber que no es algo sencillo, ya que puede ser por SEO negativo, o procedente de páginas sin información de contacto.

Realiza un disavow

Por otra parte, Google te ofrece una función a la que puedes acceder desde la herramienta Google Search Console que te mencionamos más arriba. Allí puedes enviar una solicitud para desautorizar los backlinks que has detectado como tóxicos para tu sitio.

Además de desautorizarlos, incluso tienes la opción de bloquear los comentarios y dominios que veas que son peligrosos para tu SEO.

Hacerlo no te tomará mucho tiempo, solo tienes que crear un fichero de disavow y subirlo a Google. Solo debes tener cuidado de no incluir enlaces que sí sean de buena calidad y terminen afectando tu posicionamiento.

Recomendaciones finales

Por último, es bueno que tengas presente estos consejos prácticos para que puedas evitar los enlaces tóxicos hacia tu página web. Si estás peleando con ellos, podrás detectarlos todos y eliminarlos de forma efectiva.

  • Es necesario que prestes la máxima atención al linkbuilding. Debes desarrollar buenas estrategias que te permitan tener un buen posicionamiento y vigilar todos tus enlaces.

  • No ignores las señales de una posible penalización. Si ves un descenso en tus métricas y que pierdes posicionamiento, es posible que tengas problemas con enlaces maliciosos.
  • Realiza revisiones constantes usando las herramientas que te hemos enseñado. Así podrás detectar más fácilmente esos backlinks y actuar oportunamente.
  • No caigas en prácticas tramposas y cortoplacistas para aumentar tu posicionamiento. Esto será completamente contraproducente y puede dañar tu reputación ante los ojos del algoritmo de manera indefinida.
  • Busca ayuda profesional. Si tienes problemas para gestionar tu SEO, o sientes que la competencia te está saboteando, es recomendable que busques asesoría profesional. Ellos te darán las herramientas adecuadas y solucionarán tu problema.

Recuerda que el algoritmo de Google es cada vez más eficaz para detectar toda clase de anomalías que afecten la experiencia del usuario y que ayuden de forma inescrupulosa a aumentar el posicionamiento en su buscador.

Lo mejor es desarrollar una buena estrategia, hacer auditorias constantes con herramientas confiables, y trabajar el SEO de forma honesta.