porcentaje-rebote

¿Has escuchado hablar del porcentaje de rebote?

Como administrador de un blog o una página web debes saber cómo gestionarlo para evitar que disminuya tu posicionamiento en Google.

Se trata del indicador que mide el porcentaje de usuarios que abandonan la página sin interactuar o dar clic.

Google Analytics tiene en cuenta el rebote y el tiempo de permanencia en la página como factores para evaluar el SEO de tu negocio online.

¿Qué rebote es aceptable?

El efecto rebote indica el porcentaje de visitas a tu sitio sin que Google Analytics haya reconocido una interacción por ejemplo presionar un botón o enlace. Para calcularlo, los algoritmos del buscador dividen el número de visitas sin interacciones entre el número total de sesiones y lo multiplican por cien.

De acuerdo al tipo de contenidos que ofreces en tu página, puedes considerar un determinado porcentaje de rebote como aceptable. Por ejemplo, los blogs informativos pueden admitir hasta un 55% porque transmiten conocimiento, pero las tiendas online no deben tener más de 40% porque no es rentable.

Las tasas estándar de rebote según el tipo de página, son las siguientes.

  • Páginas de contenidos o blogs, del 35% al 55%.
  • Landing page, hasta 45%.
  • Tiendas online, hasta 40%.
  • Sitios web corporativos, hasta 30%.

Para mejorar la tasa, debes cuidar la creación de contenidos útiles y relevantes de acuerdo a los intereses y gustos de tus usuarios. También debes tener en cuenta la funcionalidad, la facilidad de navegación y la adaptabilidad de tu diseño en todas las plataformas.

Si tu página está diseñada como una página simple, es posible que las cifras de rebote sean significativamente mayores.

¿Cómo configurar Google Analytics para mejorar las mediciones?

Antes que nada, es importante que sepas que Google Analytics sólo calcula el tiempo de permanencia de un sitio si ocurren dos interacciones o más entre una misma página.

Por ejemplo, si un usuario ha permanecido varias horas en una página, pero no visita otra en una misma sesión, el algoritmo no reconoce ese tiempo.

Debido a esto, debes saber cómo configurar de forma adecuada el baremo para leer con mayor exactitud cómo se comportan los usuarios que visitan tu sitio y usar esta información a tu favor.

Estas estrategias son las siguientes.

Indicar un plazo para anular el rebote

Puedes elegir un tiempo prudencial, a partir de X segundos, para indicar que un rebote ya no lo es aunque se produzca un clic. Por ejemplo, si la persona se queda durante más de 30 segundos, es posible que le interese leer o ver un vídeo que le haya resultado interesante.

Para hacerlo, es importante conocer el perfil de tus visitantes y sus hábitos de consumo. A continuación, te explicamos cómo hacer este ajuste.

  1. Busca el código de seguimiento de Google Analytics en tu página. Verifica que es el nuevo código de la librería gtag.js  de Google Tag Manager.

  2. Agrega la línea y configura el plazo que has elegido, en este caso 30 segundos.

Esta es la instrucción que le indicas al sistema.

setTimeout(‘_gaq.push([\’_trackEvent\’, \’NoBounce\’, \’Over 30 seconds\’])’,30000);

Establecer un límite de tiempo y un scroll

En este paso, señalas al sistema que a partir de tantos segundos y cuando el usuario haga el scroll, ya esa visita no es considerada como rebote. El proceso es similar al anterior.

  1. Busca el código de seguimiento de Google Analytics, comprueba que tiene la librería gtag.js.

  2. Modifica el código con el tiempo límite y el evento de scroll de la siguiente manera.

var listenerScrollGA = function() { window.removeEventListener(‘scroll’, listenerScrollGA); // solo trackea el evento una vez gtag(‘event’, ‘Scroll después de 5 segundos’, {‘event_category’: ‘Ajuste de Tasa de Rebote’}); } setTimeout(function() {window.addEventListener(‘scroll’, listenerScrollGA);}, 5000);

También hay otras herramientas que puedes utilizar como Clicky y Woopra. Estas te ayudarán a medir con mayor precisión el porcentaje de rebote y el tiempo de permanencia de los usuarios que visitan tu página.

banner-conexoo-

Cómo afecta el porcentaje de rebote al SEO de tu página

Como administrador, procura mantener tasas de rebote bajas y tiempos de permanencia altos. Igualmente, debes incentivar su interacción. Debes intentar que te dejen sus datos, como el correo electrónico a cambio de descargar contenido interesante.

Ambas mediciones afectan el posicionamiento de tu sitio en Google porque sus algoritmos asocian el mayor tiempo de uso de los usuarios con utilidad y relevancia. Estos factores son de los más importantes de una página web hoy en día.

También depende de otros factores como tipo de página (blog, página de aterrizaje, tienda online) y si la conexión se realiza desde un ordenador o un móvil.

Después de evaluar tus cifras de porcentaje de rebote y de tiempo de permanencia, configura las funciones de Google Analytics. Debes cuidar otros factores que afectan al posicionamiento como linkbuilding, diseño responsive, palabras claves y velocidad de navegación.

Consejos para reducir el porcentaje de rebote

Si has aplicado la configuración del baremo en Google Analytics, pero las tasas de rebote no han disminuido, es momento de

evaluar los contenidos que publicas en tu página. Ten en cuenta estas recomendaciones.

  • Evalúa si las palabras claves que has elegido te permiten posicionarte en los primeros lugares de Google y su desempeño en relación con las de tus competidores.
  • Optimiza la legibilidad de los textos. Utiliza párrafos con pocas líneas y haz uso de negritas y lista de viñetas para organizar la información.
  • Actualiza tus contenidos con información relevante, relacionada con tu tipo de mercado.
  • Emplea ventanas emergentes discretas que no obstaculicen la experiencia del usuario.
  • Diseña botones de llamadas a la acción, útiles y atractivas para el usuario que entra en tu página.
  • Construye con inteligencia los links on page y off page.
  • Acelera los tiempos de carga de tu página porque los retrasos causan disgustos.

Estas son solo algunas estrategias de marketing digital y de SEO que puedes aplicar para mejorar significativamente los contenidos de tu sitio y reducir las tasas de rebote.

Recuerda configurar los mecanismos de medición en Google Analytics para adaptarlos a tu tipo de página y al perfil de tus visitantes.